martes, 3 de noviembre de 2009

Sobre la emigración

A veces me pregunto, cuánto puede soportar una persona hasta perder la paciencia por completo y empezar a actuar?

Por ejemplo, está más que claro que las condiciones de Venezuela no son buenas y como pueblo mediocre que somos en vez de luchar como es debido (digo como es debido porque luchamos, pero no lo hacemos bien, si lo hiciéramos bien no estaríamos así) emigramos, a lo cual no me opongo, al contrario, me uno. Ahora... que condiciones son las que nos llevan al desespero por la emigración?

Principalmente se debe empezar a vivir, no basta con decir que te quieres ir del país teniendo 15 años. Trabajo y recibo el sueldo mínimo del venezolano común el cual es suficiente para una persona que no estudia y trabaja a tiempo completo, comenzaré a estudiar en febrero y mi trabajo se va a reducir a medio tiempo por lo cual voy a ganar la mitad de lo que estoy ganando que será suficiente para abastecerme en gastos personales por un mes sin incluir la ayuda que debería dar en mi casa y los materiales para estudiar, claro siempre y cuando esté en una universidad pública. Estudiar en una universidad pública en Venezuela implica esforzarse de sobremanera para que puedas sacar la carrera en 5 años ya que usualmente se extiende dependiendo del animo de los estudiantes que protestan por la falta de profesores que no van por que el gobierno no les paga, y aun así protestaran o no, las clases se suspenden hasta llevarte a uno o dos años más de carrera que pudiste emplear en trabajo productivo. Para esforzarse al máximo es necesario en la mayoría de los casos dejar algunas horas de trabajo para poder estudiar porque 5 horas no siempre son suficientes y mucho menos en la noche ya que estudiar de noche en una universidad pública es imposible debido a la inseguridad que reina en el país donde no puedes pasar 5 minutos parado en una esquina sin temer que alguien se aparezca por debajo de la tierra (por que salen de los lugares mas inesperados) y te robe la billetera donde tenias lo que te quedaba de salario del mes y con el que ibas a pagar una resma de papel que necesitabas para el trabajo final de curso.

Pienso que todas esas razones son mas que suficientes para a pensar en emigrar, solo me falta comenzar a vivirlas por completo para actuar, gracias a Dios mi madre es precavida y empezó el proceso antes de que pudiera experimentarlas en todo su esplendor como estudiante, pero no hay necesidad de entrar a una universidad para darse cuenta del mal funcionamiento que posee el estado.

Somos un país rico en todo el sentido de la palabra, tenemos petróleo como para bañarnos en 20 piscinas olímpica, y aun así los servicios públicos apestan y los privados deben depender de la política para emerger y sin embargo, el sueldo de un padre de familia rutinario de 15 y ultimo gerente de una empresa no es suficiente ni para alimentarse a el mismo.

Menos mal que la manera de ser del venezolano es incomparable con cualquier otro país, ver las sonrisas y la amabilidad con la que te reciben llena de alegría al mas deprimido, porque es cierto que no importa que tan mal estemos, siempre hay parranda.

Igual, hay que emigrar.

iTunes plays: "Crazy love" Van Morrison
AnaPé says: Se perdió el respeto

2 comentarios:

Edu dijo...

El problema de Venezuela fueron la historia de sus gobiernos y su saqueo de los recursos naturales y sociales del pais.
Un Saludo

CarlosGs. dijo...

yo siempre me he querido ir
pero por pura cosa de complejos..
no por esas cosas de inseguridad y eso.
Un saludo